Saltar al contenido.

Beneficios de la agricultura ecológica u orgánica

10 diciembre 2009

Los productos ecológicos tienen beneficios para ti y también medioambientales y sociales:

Para ti:

–    Son alimentos naturales, saludables y con todas sus propiedades nutritivas

En la producción de alimentos ecológicos no se emplean sustancias químicas de síntesis (pesticidas, fertilizantes) y en su elaboración no se utilizan ni organismos modificados genéticamente ni radiaciones ionizantes. Los ingredientes no agrarios, como aditivos, aromatizantes o sales, están limitados enormemente, restringiéndose a los que resultan imprescindibles para la elaboración del producto final. Este particular método de elaboración garantiza que los alimentos conservan sus propiedades nutritivas y son de la mayor calidad.

–    Por su sabor y diversidad

En encuestas realizadas a consumidores ecológicos, como segundo motivo para su elección, después de que son saludables, se alega su mejor sabor. Los productos ecológicos además de ser sabrosos cubren una gama amplísima, desde las tradicionales frutas y hortalizas frescas, hasta la miel, las carnes, las conservas, los quesos y embutidos, el vino, el aceite de oliva,
legumbres
, la variedad está asegurada.

–    Son de calidad certificada

Además de los controles oficiales que se efectúan a todos los alimentos, los productos ecológicos son objeto de una certificación adicional que garantiza la autenticidad de su origen ecológico. Entidades de certificación autorizadas y supervisadas por las administraciones autonómicas, inspeccionan cada año a todas las explotaciones e industrias agroalimentarias ecológicas. En los alimentos ecológicos la trazabilidad y autenticidad está garantizada.

Para el medioambiente:

–    De producción sostenible

La agricultura ecológica es un medio de producción agraria y ganadera sostenible, es decir perdurable, que hace un uso racional de los recursos naturales, agua, aire, suelo y no los compromete para generaciones futuras.

–    Evitan la contaminación y favorecen la biodiversidad

Los alimentos ecológicos, al prescindir de sustancias químicas de síntesis, evitan la contaminación del aire, suelo y agua que originan los fertilizantes solubles como los nitratos, o los pesticidas. Este entorno más limpio, unido a técnicas culturales más respetuosas, genera un aumento de la actividad biológica del suelo, de su fertilidad, evita la erosión y contribuye a aumentar biodiversidad asociada a los ecosistemas agrarios.

–    Contribuyen al desarrollo de las zonas rurales

Indirectamente, la práctica de la agricultura ecológica permite una diversificación de las producciones y el aumento del valor añadido del producto final. Además los análisis ponen de manifiesto que la agricultura ecológica requiere un mayor volumen de trabajo, por lo que genera empleo en las zonas rurales. Los alimentos ecológicos fomentan la sostenibilidad medioambiental y social.
Todo esto evidencia que la agricultura ecológica se presenta como una alternativa inteligente, que persigue unos objetivos deseables y conlleva beneficios de peso.

Anuncios

Calendario de siembra y recolección

2 diciembre 2009
Calendario de siembra y recolección

Calendario de siembra y recolección

¿Cuándo sembrar tus hortalizas? Utiliza el calendario de siembra y recolección para tu huerto o cultivo, podrás ver cuando sembrar, la época del año y el tipo de hortaliza.

Advertencia: Los datos son orientativos. Ya que puede haber diferencias entre zonas geográficas y variedades de plantas

Cuándo plantar cultivos ecológicos

1 diciembre 2009

Vamos a presentar una tabla extraída de la wikipedia para ayudar al cultivo de nuestro huerto

  • Rojo: malo
  • Anaranjado: aceptable
  • Amarillo: bueno
  • Verde: muy bueno

Insectos: Tipulidae, Elateridae, Lepidopteras
Enfermedades: básicamente fungi
Estructura: significa descomposición estructural.

Calendario

La asociación de cultivos consiste en cultivar en la misma parcela varias especies distintas, de forma que se obtenga una sinergia entre ellas.

Esta práctica muy extendida en el cultivo ecológico, pueden obtener diversos tipos de mejoras, por un lado podemos poner dos especies que se complementan en su sistema radicular (uno es profundo el melon y el otro superficial la lechuga), o una planta defiende a la otra con su aroma (como ejemplo tenemos la cebolla entre zanahorias evita la mosca de la zanahoria ).

Este tipo de plantas recibe el nombre de planta insectaria que atrae y beneficia a insectos predadores o parásitos de los insectos plaga.

Un huerto ecológico en casa

1 diciembre 2009

Un huerto en casa es el deseo de muchas personas aunque siempre son muchos los motivos que impiden hacerlo: la falta de tiempo, la falta de espacio, el dolor de espalda o simplemente no saber por donde empezar.

Hortalizas

Verduras

Sin embargo producir alimentos de calidad es mucho más sencillo de lo que pueda parecer en un principio. Un método que “sorprende por lo sencillo, agradable y eficaz, que es el obtener hortalizas ecológicas, en un mínimo espacio de tierra, con un mínimo consumo de agua y un mínimo trabajo de siembra y mantenimiento”.

Este método se conoce con el nombre de “Parades en Crestall” y se basa en cinco principios fundamentales:

1. No pisar la tierra donde se va a cultivar

 

Los organismos que viven en el suelo y las raíces de las plantas son la mano de obra que utilizaremos para conseguir una buena estructura. Ellos son los encargados de remover el suelo y de construir galerías para que el aire y el agua circulen de forma correcta. Para no alterar el medio donde viven se evitará siempre pisar y trabajar la zona cultivada. El tamaño de la “parada” nos permitirá acceder a todos sus puntos sin necesidad de pisar dentro. De la misma forma dejaremos un espacio de 1 m entre una parada y otra para poder pasar entre ellas.

2. Humedad constante

    Se consigue con la instalación de un sistema de riego de cinta exudante dentro de las paradas. Este sistema libera cantidades muy pequeñas de agua de forma constante. Así se consigue un consumo de agua muy pequeño. La humedad constante favorece la actividad de las lombrices de tierra así como de los otros habitantes del suelo.

    3. Un ciclo de rotación a cuatro años

    La rotación es la sucesión de cultivos en un mismo terreno. La rotación implica que después de un cultivo no volvemos a plantar el mismo sino que plantamos otro diferente. Cuando hablamos de rotación a cuatro años nos referimos a que tardamos cuatro años en volver a plantar un cultivo en una zona determinada. Para ello lo mejor es tener cuatro paradas y cambiar cada año los cultivos de parada. Las reglas para elegir una buena rotación son muy sencillas y suponen un gran beneficio para los cultivos.

    4. Compost

    El compostaje es una transformación controlada de una mezcla de residuos orgánicos, imitando lo que ocurre en la naturaleza en la superficie del suelo, con el fin de obtener un abono de alta calidad. El compost es el elemento básico del sistema. Se aporta cada año por encima de toda la superficie de las paradas.

     

    5. La siembra

    La siembra en las paradas es más densa que en la horticultura tradicional. Esto evita que se pierda la humedad del suelo y también que crezcan malas hierbas. Además de hortalizas en las paradas se plantan hierbas aromáticas que ayudan a mantener alejadas a las plagas.

    Una “Parada en Crestall” paso a paso:

    1.- Con un metro y 4 estacas se marca un rectángulo de 6m de largo por 1.5m de ancho. La longitud puede ser variable en función del espacio disponible.

    2.- Se coloca un cordel alrededor de las estacas que nos servirá de guía y se trabaja la tierra del interior del rectángulo hasta una profundidad de 20-30 cm. Este es el único momento en el que se trabaja la tierra de la parada y la herramienta utilizada puede ser variable: azada, pala fanguera, motocultor, etc.

    3.- Cuando la tierra está floja se pasa el rastrillo y se eliminan las piedras más gordas.

    4.- Con otras cuatro estacas y otro cordel marcaremos en el interior del rectángulo un segundo rectángulo de igual longitud y 30 cm de ancho, que divida a la parada en dos partes iguales. En estas dos partes es donde cultivaremos las hortalizas.

    5.- Se colocan en el rectángulo del centro una serie de bovedillas o piedras planas a una distancia de unos 60 cm por las que podremos acceder al centro de la parada. En el espacio entre bovedillas sembraremos plantas aromáticas y de flores.

    6.- En los rectángulos de ambos lados de la parada se coloca una capa de 2 a 4 cm de compost.

    7.- Por encima de la capa de compost colocaremos el riego exudante. La cinta exudante debe recorrer los dos rectángulos en los que se plantan las hortalizas de manera que moje toda la superficie.

    8.- Por encima del compost y de la cinta exhudante colocaremos una capa de mulching de paja, virutas de madera, corteza de pino, etc.

    9.- Plantaremos las hortalizas en las zonas destinadas para ello. Si lo hacemos a partir de plantones retiraremos con cuidado la capa de mulchig y la de compost y plantaremos en el suelo. Si lo hacemos a partir de semillas las podemos sembrar entre el suelo y la capa de compost.

    Fuente: www.compostadores.com

    Agricultura ecológica u orgánica

    1 diciembre 2009

    La agricultura ecológica, o sus sinónimos agricultura orgánica o agricultura biológica, es un sistema para cultivar una explotación agrícola autónoma basada en la utilización óptima de los recursos naturales, sin emplear productos químicos de síntesis, u organismos genéticamente modificados (OGMs) -ni para abono ni para combatir las plagas-, logrando de esta forma obtener alimentos orgánicos a la vez que se conserva la fertilidad de la tierra y se respeta el medio ambiente. Todo ello de manera sostenible y equilibrada. Los principales objetivos de la agricultura ecológica son: trabajar con los ecosistemas de forma integrada; mantener y mejorar la fertilidad de los suelos; producir alimentos libres de residuos químicos; utilizar el mayor número de recursos renovables y locales; mantener la diversidad genética del sistema y de su entorno; evitar la contaminación a resulta de las técnicas agrarias; permitir que los agricultores realicen su trabajo de forma saludable.

    ¿Por qué debemos consumir alimentos ecológicos?

    • Porque son más sanos al no utilizar en su producción fertilizantes y pesticidas químicos.
    • Porque son el sabor de lo autentico (al no utilizar aditivos, conservantes, potenciadores del sabor, etc).
    • Porque están protegidos por una estricta normativa de calidad y control.
    • Porque se fomenta un desarrollo rural sostenible.
    • Porque cuando consumimos productos ecológicos estamos beneficiando nuestra salud directamente, e indirectamente estamos contribuyendo a mantener el equilibrio ecológico y el entorno.

    Además los valores añadidos del producto ecológico:

    • Facilitan la conservación de los suelos, al afectar en menor medida a sus componentes naturales y buscan el mantenimiento de su fertilidad.
    • Conservan la biodiversidad de las especies naturales.
    • Limitan los problemas de contaminación de las aguas y los suelos provocados por la utilización abusiva de fertilizantes y pesticidas químicos.
    • Fijan poblaciones en los núcleos rurales al desarrollar un modelo agrícola sostenible.

    Fuentes: www.consumoresponsable.org y www.wikipedia.org